El Sábado 20

             Desde sus inicios, los subversivos de A Coffee Wanderer siempre han llevado por bandera el compartir de los mejores cafés sin ningún tipo de discriminación. El poder desnudar la venda que muchas veces el lado comercial nos oculta. Mostrar estos cafés que nos remontan a una historia de esfuerzo y dedicación, a las andanzas de esas manos rústicas que cultivan contra todo pronóstico del mercado.

Haciendo honor a sus ideales, los subversivos -en un estado mental cuestionable- entienden que estos cafés deberían ser mostrados al mundo sin ningún costo. De inmediato se comunican con sus mas fieles amistades; el científico de las montañas -Don Alfredo Díaz- y los guardianes de la Zona -Zona Bici Café-, quienes accedieron a prestar toda su ayuda. Las tres partes pactaron que se debía llevar a cabo una actividad donde el objetivo sea únicamente el disfrute del café.

El sábado 20 siempre será recordado por cómo los astros cambiaron su órbita, donde la realidad superó los sueños de estos subversivos y de los amantes del café… por cómo los ojos del mundo del café quedaron atentos a un equipo de personas que desprendían las sonrisas más puras con cada sorbo de café. Será siempre recordado, también, por conjugar los ancestros que cuidan el espacio de Zona Bici Café, la labor ardua e inagotable de Don Alfredo Díaz y el amor por tostar y preparar los mejores cafés de los subversivos. Será siempre recordado por las personas que les apoyaron y dieron un paso al frente, mostrando que un café de especialidad si es posible.

Este fue el primero, pero no será el último evento donde tendremos un espacio para devolver todo lo que nos han aportado. El equipo seguirá buscando pedazos de cielo para traerlos a ustedes… solo resta preguntar ¿están ustedes listos para lo que viene?